Comenzamos la mezcla y masterización en Los Angeles.
Parte de nuestro equipo – Gustavo Gregorio, Javier Ventimiglia y Néstor Puppo- viaja a EEUU para concretar la última etapa de este disco junto al ingeniero de sonido Gustavo Borner, propietario de Igloo Studios y ganador de 14 Grammys por sus destacados trabajos.